The Gentlemen: Los señores de la mafia. Reinvención del cine de gánsteres

Matthew McConaughey + Charlie Hunnam

Yo ya no necesitaría más de la vida… xD (es broma). The Gentlemen es una película de crimen, drogas y mafia dirigida por Guy RitchieHenry Golding, Michelle Dockery, Colin Farrell y Hugh Grant completan el reparto, en general, bastante impecable. En mi opinión, con The Gentlemen, no solo se reinventa Guy Ritchie si no también el cine de gánsteres, mafia, crimen, drogas… este cine que mola tanto, pero que está más gastado que la chaqueta de un guardia.

¿Quieres una sinopsis de The Gentlemen?

Mickey Pearson (Matthew McCnoaughey, True Detective) es un capo de la droga, americano, que ha forjado su imperio en Londres, y quiere retirarse. Para ello pretende vender su imperio de marihuana, y los posibles novios empiezan causar problemas. El mafioso de la alta aristocracia londinense, sustenta su imperio gracias a los terrenos que los nobles ceden a cambio de dinero, ya que el sistema económico de la nobleza inglesa a día de hoy es insostenible y ese dinerito de Pearson les viene genial. Pearson, ya no solo por la edad sino también por el cambio que se ve venir con la legalización de la marihuana, busca retirarse sacando lo máximo posible.

Mickey cuenta con su guardaespaldas, matón, investigador privado y persona de confianza… Raymond (Charlie Hunnam), un pijo intelectual, que parece más un profesor de universidad que la mano derecha del capo de la mafia inglesa. A el acude Fletcher (Hugh Grant), un investigador de prensa sensacionalista que además actúa como narrador durante toda la película.

The Gentlemen comienza bien. Ya con un grandioso tema de David Rawlings, “Cumberland Gap que suena durante la escena inicial y los créditos. Los pelos como escarpias, mayormente gracias ala música, nada mas empezar. Gran canción, al menos para mí. Y como no quiero ir a desvelar nada, hoy que me acuerda… ¡Alerta Spoilers!

Señores de la mafia style London

Una de las cosas que mas me llamó la atención y me sorprendió va de la mano con la escena inicial, en la que McConaughey entra en un bar, pone un vinilo de la máquina (super acorde con el estilo inglés y vintage del lugar) se sienta y hace una llamada. Durante esa llamada intuimos que algo no va bien con la persona a quien llama y un hombre tras de Matthew apuntándolo con un arma lo confirma. Disparo, cerveza manchada en sangre y dices, “¿Como puede ser, ya en el minuto 2 muera el protagonista!?”. A partir de aquí, te pasarás buena parte de la película en un flashback que Fletcher nos va narrando mientras se lo cuenta todo a Raymond, esperando que llegue ese momento, en el que disparan a Mickey.

Raymond entra a su casa, aun no sabemos quien es. Una casa bastante lujosa, muy bien decorada y con un aire conservador acorde a la estética de Raymond. Fletcher está en la oscuridad, esperando a Raymond. Causa cierto misterio hasta que abre la boca y sobre esto quiero hacer una puntualización importante, sobre este tema de Hugh Grant.

Yo he visto la película en castellano, y el doblaje de este hombre, tiene delito, ¡mucho delito! Doblada al castellano, la voz de Fletcher es odiosa, con un toque demasiado de sabelotodo, que solo quieres que se calle de una vez o quitarle lo que sea que tiene metido en la boca. Demasiado tintineo, demasiado forzada. Ahí te das cuenta de que algo no cuadra, pero una que no sabe inglés y no quiere perderse detalles de la imagen leyendo, se suele ver las películas en castellano. Pero si he tenido la suficiente curiosidad como para oír la voz original, y desde luego, hace que la percepción del personaje cambie radicalmente. Una voz mucho más grave, seria y misteriosa.

The Gentlemen: los señores de la mafia
Photo by Christopher Raphael

En general en toda la película hay una estética inglesa muy marcada y muy cuidada, desde los vestuarios a los decorados. Nos introduce en el mundo en interno declive de la aristocracia inglesa, quienes no pueden sostener su costoso ritmo de vida y palacios. Eventos donde los burgueses se reúnen y en medio de ellos, siempre esta Mickey. En su narración, Fletcher nos cuenta como su jefe, Big Dave, director de un periódico sensacionalista, tiene entre ceja a ceja a Pearson desde que este le hizo un desplante en uno de estos actos de la alta clase inglesa. Quiere sacar sus trapos sucios y así destruirlo.

Fletcher pretende sobornar a Mickey a cambio de no sacar a la luz todo lo que se tiene guardado en la manga para su jefe, incluido un guion de cine en el que adapta toda la vida de Mickey y que pretende vendérselo al ahora ya conocido como delincuente sexual y no como productor de cine, Harvey Weinstein.

Fletcher continua como cotorra inagotable, introduciéndonos literalmente en la película fotográfica en la cual se va a grabar toda esta historia. Describiendo detalladamente a Pearson y todo su pasado, continuamos así el flashback que durará más o menos hora y veinte de esta película.

Y aquí, vuelvo al momento del que hablaba hace unos párrafos, esa escena aun previa a los créditos iniciales de The Gentlemen. No… no puedo ser tan ruin como para soltarlo en un post. Pero aquí tendrás una sorpresa gloriosa para empezar la última media hora de película, que serán continuos giros en la historia que te dejarán con el culo torcido.

No voy a destripar la película de principio a fin. Aquí te he hecho un resumen de los primeros 10 minutos, más que suficientes para que te enganches y poder empezar a reconocer que pinta muy bien.

Reparto The Gentlemen

A mayores, nos encontramos en el reparto personajes como Collin Farrell como el “entrenador” sin nombre de boxeo, que se ve obligado a ayudar a Mickey, a Jeremy Strong como Matthew, el burgués a quien Mickey pretende vender su imperio, Henry Golding como el mafioso asiático que pretender convertirse en el rey del mambo en Londres, o Michelle Dockery como Rosalind, la mujer de Mickey.

The Gentlemen tiene el mismo espíritu de las películas anteriores de Guy Ritchie, especialmente ‘Lock & Stock’ (1998), ‘Snatch: Cerdos y diamantes’ (2000) o ‘RocknRolla’ (2008).

The Wire (Bajo Escucha)- David Simon

the wire

THE WIRE (BAJO ESCUCHA)- David Simon (2002)

Diría que The Wire tiene el peor episodio piloto que ví hasta hoy… una vez masticado, en el segundo estas totalmente enganchado. A mi parecer y al de la gran mayoría de los que la han visto, una de las mejores series, mejor valoradas y que quizás hayan pasado un poco desapercibidas en su momento, a pesar de a día de hoy ser una de esas «series de culto». HBO, una vez más, nos trajo una gran serie (me remito a «A dos metros bajo tierra«, «Hermanos de Sangre«, «Boardwalk Empire«, «Carnivale» , «Los Soprano«… y así, listado interminable de las mejores…).

the wire

Superficialmente es una serie policíaca, y sí, tenemos policías y gansters. Pero su «hilo conductor» y no mejor utilizada puede estar esta expresión, son las intervenciones telefónicas judiciales encargadas a un grupo policial. Un poco en profundidad, nos encontramos con una obra muy realista basada en experiencias propias, con personajes verídicos, algunos de ellos, interpretados por ellos mismos. Varios de los actores destacaban lo extraño que era tropezarse en las esquinas de Baltimore con extras de la serie o conocer a las personas que interpretaban. Creada por David Simon, que fue periodista del Baltimore Sun y Ed Burns, que trabajó en la policía de Baltimore. Sus experiencias en sus respectivos trabajos fueron plasmadas en algunas de las historias de la serie.

the wire

Nos situamos en Baltimore, la ciudad más poblada del estado de Maryland, una ciudad llena de violencia, crimen, drogas, marginación y pobreza. Y justo al lado de la capital del país, Washington. Nos la muestran de una forma crítica y fría, que no solo refleja Baltimore, si no que es una representación también del lado más duro de Estados Unidos.

Cada temporada se centra en un aspecto diferente de Baltimore, aunque siempre apuntando al tráfico de drogas. Cada temporada gira y cambia de enfoque, empieza casi de cero, e igualmente al poco de empezar estas enganchado como si de una serie nueva se tratase. En la primera temporada nos encontramos con la lucha entre la policía y los narcos en el distrito oeste; en la segunda estamos en el puerto con el contrabando de mercancias y los sindicatos; en la tercera los políticos; la cuarta el sistema educativo y la con quinta y última, en la prensa escrita y los medios de comunicación

the wire

Personalmente la cuarta temporada ha sido la que más me ha marcado y que recuerdo con más intensidad. Una visión muy dura sobre la educación y el sistema educativo en niños desprotegidos y desamparados, y una vez más, demasiado realista. Nos encontramos con niños del gueto, rodeados de droga. O bien la venden, o la consumen, o no tienen familia a causa de ella, o son hijos de drogadictos o determinan su vida a partir de esta. Son los soldados de la mafia, que crecen ilusionados con ser uno de esos gansters, o con ser como Omar (casi agenos a la idea de que pueda existir otro estilo de vida diferente)

the-wire-3

Omar Little (Michael K. Williams) es uno de los personajes que más simpatía me ha causado a mi y que se hizo con gran número de fans. Mito urbano, leyenda, el justiciero de Baltimore, con su código propio y que rompe los exquemas de la mafia. Bubbles (Andre Royoes otro, para mí, de los personajes más entrañables de la serie, un drogadicto que es todo corazón. Es un mendigo y ala vez nuestro guía turístico, que con su carrito de vendedor ambulante, nos enseña Baltimore y toda la atmósfera de la calle de The Wire. También es el artífice de escenas (junto con «mis niños» de Baltimore) que más me ha hecho llorar y más me ha emocionado de la serie (porque he llorado, y mucho…). Podríamos enumerarlos a todos, porque todos tienen una historia detrás, mucha humanidad y que causan una empatía incontrolable, y tendríamos una lista casi interminable

omar the wire

Recuerdo The Wire de un modo trágico, sobrecogedor, triste, pero es una serie que también se cimienta en la intriga, con momentos de humor y ante todo, crítica socail. No es una serie facil, si no que es una serie para pensar, para leer entre líneas y que al menos a mi, también ha conseguido hacerme reflexionar (lo que, para los que habeis leido lo que por aquí dejo, considero fundamental) Y escenas memorables, podría decir que demasiadas para elegir una, pero aquí os la dejo, entrañable y encantadora, esa escena en la que D’Angelo Barksdale da unas clases de ajedrez y ala par de negocio a sus niños de la droga.

Serie de TV de 60 episodios (2002-2008). En los barrios bajos de Baltimore, se investiga un asesinato relacionado con el mundo de las drogas. Un policía es el encargado de detener a los miembros de un importante cártel. La corrupción policial, las frágiles lealtades dentro de los cárteles y la miseria vinculada al narcotráfico son algunos de los problemas denunciados en esta serie. Parece inspirarse en series modernas como «Los Soprano» y en clásicos como «Policías de Nueva York (NYPD Blue)». El creador de la serie fue, durante años, reportero de la crónica negra de Baltimore, y uno de los coguionistas fue policía en la misma ciudad. (FILMAFFINITY)

The-Wire-S4

**Grupo Cine Adictivo, donde dejo mi pequeño grano de arena:https://www.facebook.com/groups/1432369913689297/?fref=ts

Requiem for a Dream – Darren Aronofsky

requiem-for-a-dream-movie-poster-2000-1020308633

Requiem for a Dream (2000) Darren Aronofsky

Harry
Sabes que pienso… que eres la chica más guapa que he conocido

Marion
¿En serio?

Harry
Desde la primera vez que te ví.

Marion
Que bonito Harry, eso me hace sentir bien. Porque eso ya me lo habían dicho antes, pero no sentí nada

Harry
Por qué, ¿creías que te tomaban el pelo?

Marion
No, no, no es eso, no.. no sé, no sé si me tomaban el pelo, no me importa, pero para mi no significaba nada, ¿sabes?, y cuando tú lo dices… tiene sentido, lo tiene de verdad

Harry
Creo que alguien como tú haría que las cosas cambiaran para mi.

Este dialogo tiene lugar en una de las que al menos para mí, es de las escenas más bonitas, y tal y como sabemos que es esta película, de las más agradables y dulces. Harry y Marion, cada uno a su lado de la pantalla. Dividimos nuestra atención en dos situaciones diferentes. Primeros planos, los cuales van saltando entre Harry y Marion, y planos detalles, de las caricias que se realizan entre ellos.

Cuando se estrenó la película, en el 2000, sorprendía la crudeza y la forma impactante y visual sobre las adicciones y las drogas, acostumbrados a películas que nos mostraban otro punto de vista sobre el tema, mucho más divertidas y sutiles. (me vienen a la cabeza clásicos como «Miedo y asco en Las Vegas» o «Trainspotting«.) Con primeros planos, nos muestran los efectos negativos de las drogas. Momentos de exaltación sucedidos de un bajón hasta llegar a un desenlace impactante y agónico. La banda sonora se divide en tres épocas, verano (los personajes están felices), otoño (Caída a un pozo sin fondo) e invierno (no hay vuelta atrás)

REQUIEM FOR A DREAM


Yo, a título personal, vi esta película en el 2005 (con 16 años). Más en concreto, la vimos todos los asistentes a la clase de ética. La respuesta que esperaba nuestra profesora estaba clara y la reacción de la gran mayoría fue de impacto y conmoción. Y días después de haberla visto y haber hablado sobre ella en clase, muchos seguíamos pensando en ella, con la banda sonora metida en nuestras entrañas (la cual 10 años después de haberla oído por primera vez, si la escucho, me sigue poniendo los pelos de punta). Posiblemente haya muchas otras películas sobre drogas más transgresoras que «Requiem for a dream«, yo solo soy una principianta en el cine. 

342164

Harry (Jared Leto) es adicto a la heroína. Su vida gira en torno a su adicción, una adicción que ha acabado por aislarle del mundo exterior. Junto a su novia Marion (Jennifer Connelly) y su mejor amigo Tyrone (Marlon Wayans), también drogadictos, ha creado un paraíso artificial en el que nada es lo que parece. En busca de una vida mejor, el trío queda atrapado en una espiral de caídas, angustia y desesperación.

large_requiem_for_a_dream_blu-ray12

La madre de Harry, Sara (Ellen Burstyn), tiene otro tipo de adicción: la televisión. Viuda desde hace años, vive en Coney Island sin más compañía que la de su amado televisor. Sueña con participar en su concurso favorito, y para ello debe perder peso, pues no puede acudir al programa sin su preciado vestido rojo. Su nueva dieta le acaba por atrapar. (SENSACINE)

requiem for a dream jared leto

**Grupo Cine Adictivo, donde dejo mi pequeño grano de arena: https://www.facebook.com/groups/1432369913689297/?fref=ts