Mad Max, coches, gasolina y autopista

Mad Max: salvajes de autopista está repleto de motor, carretera y como no, clásicos de los que nos gusta recordar, aunque en este caso, no solo los coches son los vehículos protagonistas (y aquí Ford es la gran marca estrella), ya que contamos con unas cuantas motos.

Ford Falcon, la gran estrella

El vehículo principal que más asociamos con esta película, es el Ford Falcon, el coche de la policía, el Interceptor.

Mad Max Films – Kennedy Miller Productions Crossroads
Mad Max Films – Kennedy Miller Productions Crossroads

El Ford Falcon ha sido uno de los coches más importantes y famosos de Australia, donde hasta hace unos años se encontraba la última fábrica de Ford que producía este modelo, el cual fue precursor en la industria automovilística del país y llegó a ser durante mucho tiempo, uno de los vehículos más vendidos en Australia.

Mad Max Films – Kennedy Miller Productions Crossroads
Mad Max Films – Kennedy Miller Productions Crossroads

Lo vemos en distintas versiones del Ford Falcon, pero la edición más especial es la “Pursuit Special”, una versión GT351 limitada del 73, y modificada por Jon Dowding, el director artístico de Mad Max. Un coupé de techo rígido del cual solo se fabricaron unos 1.000 coches. Max lo utiliza al final de la película para perseguir a Toecutter (también llamado en la película el corta dedos o corta uñas) y su banda tras la muerte de su familia y nos deja algunas de las imágenes más míticas de esta película.

Vemos el Ford Falcon XB Sedan de 1972 como el coche de los Interceptor en la primera escena de Mad Max, dejando una de las escenas más célebres: el Ford Falcon y el del Jinete Nocturno pasan entre un niño pequeño que cruza la calle dejando los nervios a flor de piel entre que pasan y no, y empezamos ya imaginándonos un horror de escena nada más empezar.


Tenemos también otro par de modelos del Ford Falcon, más antiguos. Un Ford Falcon Deluxe Wagon del 60 y un Ford Falcon XK del 61.

Mad Max Films – Kennedy Miller Productions Crossroads
Mad Max Films – Kennedy Miller Productions Crossroads

Holden Monaro HQ V8 para el Jinete Nocturno


Otro de los coches protagonistas de Mad Max: salvajes de autopista, es el Holden Monaro HQ V8 del 72, con el que empezamos la película. En este coche se produce la primera persecución entre los Interceptor y el Jinete Nocturno que será el desencadenante del resto de la historia. Se trata de un modelo básico y manual (recordemos ese plano de los pies descalzos sobre los pedales del Jinete Nocturno).

Chevrolet Bel Air, Holden Sandman y Holden EJ


Otro de los coches que captarán nuestra atención es el Chevrolet Bel Air del 59, en el que la joven pareja de enamorados escapará de la banda de motoristas. Ver como acaba este precioso coche por parte de los vándalos, hace que se nos encoja el corazón.


Tenemos también un Holden Sandman del 75, un auténtico icono australiano de la época. Se trata del coche familiar de la familia Rockatansky. Lo vemos por primera vez cuando Max se va de vacaciones con su familia, teniendo la mala suerte de pinchar una rueda y parar a repararla en el lugar equivocado.

La mujer de Max, va a comprar un helado y se encuentra con la banda de Toecutter. Acaba dándole una patada en los huevos a este, se escapa, la banda la persigue, y entre ellos, uno de sus miembros que acaba perdiendo una mano que se queda enganchada en el coche. Coche que no da más que disgustos ya que finalmente se estropea causando así el fatídico desenlace para la familia Rockatansky. El frontal del vehículo fue sustituido por un HJ Caprice con faros Ford XC GXL.

Mad Max Films – Kennedy Miller Productions Crossroads
Mad Max Films – Kennedy Miller Productions Crossroads

Otro de los Holden que vemos en Mad Max es el Holden EJ del 63 totalmente destartalado en el que Jim el Ganso carga su moto después de accidentarse. Finalmente es embestido por la banda de motoristas dejando muy mal parado a nuestro Ganso.

Kawasaki reina en las motos de Mad Max


Entre la lista de motos que tenemos en Mad Max esta la Honda CB 750 FourKawasaki Z 1000 A1Kawasaki Z 900 A4 del 76, Kawasaki KH 250 B2 del 77 entre unas cuantas más que se nos escapan a nuestros conocimientos e información. A modo de curiosidad sobre las motos de la banda de Teocutter, algunos de los moteros eran miembros del club de “Los Vigilantes” y las motos, 14 de ellas, fueron regaladas por Kawasaki para que los actores practicasen antes con ellas.


A lo largo de las cuatro películas de la saga de Mad Max se han empleado, modificado y construido sobre 150 vehículos entre coches, motos, y demás, creando híbridos grandiosos con piezas de diferentes automóviles que nos sumergen mucho más en un mundo distópico alimentado por el motor y la gasolina.

Mad Max Films – Kennedy Miller Productions Crossroads
Mad Max Films – Kennedy Miller Productions Crossroads